Prensa

V-H 150 seculift de HEGLA, con función de comprobación de seguridad para una manipulación del vidrio inteligente y segura

HEGLA y HEGLA New Technology presentan su última novedad: V-H 150 seculift, la nueva generación de ventosas de vacío V-H.

[Translate to Spanish:]

Mayor seguridad y funcionalidad

Se caracteriza por un control sencillo e intuitivo, un sistema de generación de vacío con ahorro de energía y la opción de conexión al Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), que no solo amplían la funcionalidad del dispositivo de elevación para la manipulación vertical y horizontal del vidrio, sino que, además, ofrecen una seguridad todavía mayor para el trabajo diario en sistemas de corte, hornos o líneas de laminado, entre otros.

"Para desarrollar el V-H 150 seculift, hemos tenido en cuenta todo el proceso de manipulación del vidrio en su conjunto y lo hemos reinterpretado", señala Bernhard Hötger, director general de HEGLA. "Nos hemos centrado especialmente en lograr la máxima seguridad, unida a una gran facilidad de uso, un consumo mínimo de aire comprimido y la integración en el mundo digital".

Cumplimiento de los requisitos de seguridad más exigentes

En el V-H 150 seculift hemos integrado los requisitos de seguridad más altos de nuestros clientes. En términos concretos, esto implica que, mediante el control de seguridad, se supervisa de forma ininterrumpida todo el ciclo de trabajo, desde la elevación y el desplazamiento del vidrio hasta su inclinación o su colocación temporal en una superficie. El proceso comienza desde el mismo momento de la succión: cuando una ventosa no puede generar vacío, se desconecta automáticamente. Además, al elevar un vidrio, se calcula automáticamente el peso y, en caso de que exceda del máximo autorizado en función del número de ventosas activas, se detiene automáticamente el movimiento y se informa al operario mediante una señal visual y una señal acústica perfectamente audible. En este caso, sigue siendo posible depositar el vidrio. Otra situación peligrosa es aquella en la que, durante el transporte, el operario induce de forma accidental la pérdida del vacío, lo que puede provocar que el vidrio se suelte y caiga al suelo. Esta función queda bloqueada durante el transporte y, a la hora de depositar el vidrio, solo se puede accionar la pérdida de presión utilizando las dos manos.

Función de comprobación de seguridad: verificación regular del funcionamiento

Para garantizar la máxima seguridad en el lugar de trabajo, cada ocho horas (o bien en el intervalo que se haya definido individualmente) el dispositivo solicitará que se lleve a cabo una comprobación completa del funcionamiento en todo un ciclo de trabajo. Dicha comprobación se realiza mediante una interfaz de usuario especial para esta función, en la que el operario recibe la solicitud para ejecutarla y se muestran todos los pasos completados. Una vez finalizada con éxito, se inicia el cálculo del tiempo restante hasta la siguiente verificación. En caso contrario (o bien cuando no se haya ejecutado la verificación), el dispositivo quedará bloqueado y no podrá utilizarse con normalidad.

Manejo sencillo e intuitivo

Para que el uso del V-H 150 seculift sea lo más cómodo posible, se han tenido en cuenta ciertos aspectos, como un manejo sencillo, unas posiciones de agarre estables o que quede libre el campo de visión sobre el elemento de vidrio, eliminando de este todos aquellos elementos que no sean necesarios, de manera que el operario pueda visualizar bien la zona de trabajo.

Para mejorar la orientación, opcionalmente puede disponerse de un láser de marcado que facilita la elevación correcta, sobre todo en láminas colocadas en horizontal. Para mover láminas de hasta 150 kilos más la tara propia del V-H 150, se necesitan posiciones de agarre estables. Para ello, se han previsto palancas de mando ergonómicas situadas a una distancia cómoda. Todas las funciones necesarias para el flujo de trabajo (succión, elevación o bajada, inclinación, descarga) están disponibles desde esta palanca de mando, de forma que se garantizan la estabilidad y el control sobre todos los procesos. Asimismo, se muestran gráficamente y de manera intuitiva todos los datos importantes, como las ventosas activas, la presión de alimentación, el peso o las posibles alarmas.

Optimización del aire comprimido

En la mayoría de los casos, los dispositivos con ventosas convencionales disponen de válvulas de vacío que funcionan durante todo el ciclo de desplazamiento, alimentándose de aire comprimido y generando ruido. Pero también aquí el V-H 150 da otra vuelta de tuerca a la innovación. Las ventosas se desconectan automáticamente cuando se ha generado el vacío necesario, con lo que, en condiciones de funcionamiento normales, se ahorra más de un 75 % de aire comprimido y se facilita una operación más cómoda con un desplazamiento sin ruidos.

Control sobre el V-H 150

Se suele saber muy poco sobre el estado técnico actual, el historial de usos o la actividad diaria de los dispositivos de elevación convencionales, puesto que, de alguna manera, están "aislados". V-H 150 seculift rompe esta regla y empieza también a comunicarse.  Gracias a la conexión opcional al Internet de las cosas, el V-H 150 puede alimentar la red de la compañía con datos como su estado actual, los ciclos de carga diarios (es decir, el número de vidrios manipulados), las alarmas o los resultados de las comprobaciones de seguridad. De esta manera, el V-H 150 se convierte en un dispositivo IoT y en una herramienta inteligente.

Información móvil con la aplicación Shopfloor Assistant:

Como característica destacada, HEGLA ofrece la aplicación Shopfloor Assistant, una solución móvil que permite consultar los datos actuales del V-H 150 en cualquier momento y lugar. La aplicación contiene toda la documentación necesaria para la formación y el mantenimiento. Con solo hacer un clic en la aplicación o escanear el código QR del V-H 150 con la tableta, ya se puede acceder a los datos actuales y a los documentos en pantalla. Así de sencillo. Y no solo eso: la aplicación le permite también documentar toda su maquinaria de la misma manera, así como integrar datos de cualquier máquina con total facilidad.

En palabras de Bernhard Hötger: "Desde HEGLA, estamos muy orgullosos de este avance. Las ideas que hemos vertido en este dispositivo las integraremos también durante el diseño continuo de nuestra cartera de productos. Y estas rompedoras novedades, que marcan un nuevo paso en la digitalización de las fábricas de vidrio, se las debemos especialmente a HEGLA New Technology, un joven laboratorio de ideas situado en el corazón de Paderborn y dirigido por el Dr. Markus Schoisswohl y su equipo".

Contacto de prensa:

HEGLA GmbH & Co. KG
37688 Beverungen (Alemania)

Carsten Koch
Teléfono: + 49 (0) 52 73 / 9 05 - 121
Correo electrónico: carsten.koch(at)hegla.de 

Imagen 1: Mayor seguridad, sencillez de uso, ahorro de energía y conexión directa con el mundo digital: estas son las características del V-H 150, que llega de la mano de HEGLA y el centro de innovación HEGLA New Technology.

Imagen 2: En el V-H 150 seculift hemos integrado los requisitos de seguridad más altos de nuestros clientes. En términos concretos, esto implica que, mediante el control de seguridad, se supervisa de forma ininterrumpida todo el ciclo de trabajo, desde la elevación y el desplazamiento del vidrio hasta su inclinación o su colocación temporal en una superficie.

Imagen 3: Integración del V-H 150 en el Internet de las cosas y en la aplicación Shopfloor Assistant: en cualquier momento podrá acceder, en el ordenador o cualquier dispositivo móvil, a datos como las estadísticas de la producción, los KPI y demás parámetros, el manual de instrucciones, la documentación técnica, los plazos de mantenimiento o los resultados de la comprobación de seguridad. Y todo ello de la forma más sencilla posible.