Prensa

Acabados personalizados para el vidrio mediante el uso del láser

Los productos que se pueden conseguir con el acabado del vidrio mediante láser pueden ser personalizados, funcionales o también decorativos. No solo el avance tecnológico ha impulsado la búsqueda de nuevas aplicaciones, sino que la demanda de los clientes, que ha ido cambiando en consecuencia, también ha desempeñado un papel fundamental en este sentido, al igual que la posibilidad de generar un mayor valor añadido.

Acabado del vidrio Laserbird HEGLA boraident

Productos de vidrio adaptados a cada cliente gracias al tratamiento con láser

En el sector del procesamiento del vidrio, el acabado mediante láser se había utilizado principalmente como herramienta para el diseño visual del vidrio, adaptado a las necesidades del cliente. Así, en función del modelo, con el procedimiento de marcado láser se graban los diseños correspondientes sobre la lámina de forma extremadamente fina y resistente a los rasguños. En el caso del vidrio revestido, se pueden aprovechar también las propiedades físicas de dicho revestimiento, que puede transformarse en un patrón o en cualquier otro motivo aplicando el efecto del láser de forma selectiva y precisa. "Lo más destacado de ambos procedimientos es que, tanto si se usan en piezas individuales como en serie en mayores cantidades, no requieren tiempos de montaje o preparación", comenta Thomas Rainer, responsable de desarrollo y apoderado de HEGLA boraident, con sede en la ciudad de Halle/Saale. Entre otros productos, la compañía ha desarrollado Laserbird, con el que se pueden realizar los acabados de vidrios monolíticos y laminados, así como de unidades de vidrio aislante, con un total de hasta seis láseres.

Un decapado láser limpio y sin rasguños

El acristalamiento estructural o el decapado de los bordes del vidrio están sometidos a requisitos de calidad cada vez más altos, por lo que el láser se contempla cada vez más como solución para este tipo de usos. "El decapado con láser resulta suave y extremadamente preciso y no daña la superficie del vidrio", destaca Thomas Rainer. "Hay clientes que, por ejemplo, utilizan este tipo de decapado para crear efectos de iluminación detrás de espejos o bien para los elementos de control de ciertos dispositivos". Añade también que los resultados son siempre limpios, sin rasguños, con lo que esta técnica puede utilizarse para otras zonas que quedan a la vista, como fachadas.

Vidrios inteligentes con una mayor funcionalidad

Además del acabado óptico y cualitativo, el aumento de la funcionalidad de los vidrios hasta convertirlos en vidrios inteligentes brinda un gran potencial para el futuro. Entre los productos de vidrio que se pueden obtener gracias al tratamiento con láser encontramos láminas más permeables a las comunicaciones móviles, que pueden utilizarse, por ejemplo, en oficinas o salas de conferencias. Asimismo, el acabado con esta tecnología permite conseguir láminas que evitan los impactos de las aves, láminas con protección solar específica según el lugar en el que se vayan a utilizar, o bien láminas que no reflejan las señales de los radares, ideales para aeropuertos. Mediante sobreimpresión o también mediante transformación de las capas, se puede optar por convertir los vidrios en conductores individuales, con lo que resultan aptos para aplicaciones técnicas.

Trazabilidad del vidrio e identificación del producto mediante un marcado unívoco

El diseño y el aumento de la funcionalidad de las láminas de vidrio mediante láser busca principalmente lograr productos refinados que supongan un valor añadido. En el contexto de la industria 4.0 y de la creciente automatización y digitalización de los procesos de fabricación, la tecnología láser también cobra cada vez más importancia como procedimiento de marcado. Con el fin de controlar la producción y facilitar la trazabilidad de los productos, las láminas de vidrio, antes del corte, se proveen de un código QR o Datamatrix unívoco y legible con el dispositivo apropiado, así como de un logotipo, si se desea. Si, por ejemplo, el marcado se realiza con láser Unicolor, no se daña en absoluto la superficie del vidrio y el marcado queda unido a la lámina de forma duradera y resistente a los rasguños. A continuación, gracias a este marcado individual, se puede supervisar todo el proceso de fabricación en tiempo real y optimizarse con el software correspondiente. En función de los procedimientos de almacenamiento y recuperación de datos, aun después de muchos años se podrá consultar por qué estaciones, máquinas y parámetros del proceso de fabricación ha pasado el vidrio, qué planta ha fabricado la unidad de vidrio aislante y qué empresa la ha montado finalmente en las instalaciones del cliente final. "Poder identificar de forma unívoca un vidrio en caso de reclamación resulta especialmente ventajoso en proyectos de construcción en los que participan diversos proveedores", comenta el apoderado de HEGLA boraident con total convencimiento, y añade que, para todos los implicados en el proceso, la recopilación y el almacenamiento de datos constituye una fuente de información inestimable. "A partir de estos datos, se pueden valorar con mayor profundidad los diferentes pasos de la producción y, por ejemplo, optimizar los procedimientos en colaboración con los proveedores de software y los fabricantes de maquinaria", explica. "Una identificación unívoca es un requisito básico para la fábrica digital en el contexto de la industria 4.0".

Contacto de prensa:

HEGLA GmbH & Co. KG
37688 Beverungen (Alemania)

Carsten Koch

Teléfono: + 49 (0) 52 73 / 9 05 - 121
Correo electrónico: carsten.koch(at)hegla.de 

Imagen 1: Los productos que se pueden conseguir con el acabado del vidrio mediante Laserbird pueden ser personalizados, funcionales o también decorativos.

Imagen 2: Los vidrios monolíticos y laminados, así como las unidades de vidrio aislante, pueden decorarse según las necesidades de cada cliente con el tratamiento mediante láser, que no daña el vidrio y no requiere tiempos de montaje o preparación.

Imagen 3: Gracias al láser, se obtienen vidrios inteligentes más permeables a las comunicaciones móviles, ideales, por ejemplo, para salas de conferencias, oficinas o medios de transporte públicos.

Imagen 4: Mediante sobreimpresión o transformación de las capas, las láminas de vidrio pueden dotarse de conductores para aplicaciones técnicas.

Imagen 5: Un marcado unívoco y legible mediante el dispositivo apropiado permite identificar una lámina durante todo el proceso de fabricación. Además, la sobreimpresión se realiza cuidando el vidrio y sin que la superficie resulte dañada.

Imagen 6: Gracias al marcado láser, legible mediante dispositivos apropiados, es posible supervisar el progreso del procesamiento del vidrio en tiempo real y optimizar los procesos siguientes.